1 feb. 2010

¿Nalgadas con penca de nopal?

La periodista mexicana, Gabriela Vargas, publicó esta carta dirigida a "El potrillo", en la cual lo increpa por una canción no sólo machista, sino además, incitadora a la ya de por sí bien dada violencia en contra de las mujeres. La espantosa letra de la canción "Unas nalgadas", pueden escucharla en Youtube (por alguna razón no puedo linkearla), y la carta, se las transcribo a continuación:

Estimado Alejandro Fernández:

No suelo meterme con el trabajo de los artistas; sin embargo, al escuchar en el noticiero de Carmen Aristegui la canción que promueves, llamada Unas nalgadas, la indignación me llevó a escribirte esta carta.

No tengo el gusto de conocerte, pero quiero decirte que siempre te había admirado como cantante y joven talento. Seguramente estarás muy contento de que tu lanzamiento cause polémica, debido a la promoción gratuita que ello implica –tal como mencionaste en la presentación que realizaste ante los medios–; sin embargo, como mujer del siglo XXI, quiero decirte que tu canción me parece poco atinada, misógina y ofensiva.

No es cuestión de un feminismo a ultranza, se trata simplemente de tener sentido común y ser consciente del efecto que una canción popular puede tener en el inconsciente colectivo. Considera por un momento que el pueblo, al cantar las canciones, hace suyas las letras.

Unas nalgadas con pencas de nopal
es lo que ocupas por falsa y traicionera.
Cómo te amaba, qué bruto, qué animal,
cómo fui a dar mi amor a la ligera.
Unas nalgadas con pencas de nopal,
una lección es la que te mereces.
Unos rasguños con espina de maguey,
hoy se me antoja jugar gato en tus cachetes;
me hacías piojito y luego me "hicites" güey
ya te veré empeñando los aretes.

Honestamente, no comprendo qué te hizo aceptar promover una letra en la que parece normal, divertido e insignificante pegarle a una mujer. "Sirve como amenaza juguetona para la mujer y la canción me divierte", declaraste a la prensa. Asumo que se debe a la ignorancia sobre lo serio del tema. No sé si estés al tanto de los esfuerzos que tanto el gobierno, como instituciones privadas, hombres y mujeres realizamos por diversos medios para erradicar en nuestro país la violencia contra la mujer, una conducta imperdonable que nos regresa al estado más primario y salvaje del ser humano.

Ojalá pudieras escuchar de viva voz el testimonio o conocer los casos de tantas y tantas mujeres que han sido golpeadas y humilladas por sus maridos al grado de requerir atención hospitalaria, si es que ese servicio está dentro de sus posibilidades o, en caso contrario, han terminado en la tumba. Además, como la violencia es una conducta que se aprende, después los hijos la repiten. ¿Cómo crees que se sienten los cientos de mujeres víctimas de la violencia en nuestro país al escuchar tu canción?

Permíteme compartir contigo algunos datos duros que pueden ser de tu interés, quizá a partir de ellos consideres seriamente retirar la canción del mercado:

  • En México diariamente mueren cinco mujeres debido a la violencia ejercida contra ellas (INEGI).
  • La violencia intrafamiliar es la décima causa de muerte de mujeres, según la Encuesta sobre Violencia Intrafamiliar (ENVIF).
  • De cada 10 homicidios de mujeres, entre el 45 y el 60 por ciento son cometidos dentro de la casa de la víctima a manos de su pareja (ONU).
  • En algunos estados como Jalisco, el Estado de México, D.F. Oaxaca y Puebla, hay tres veces más feminicidios que en Ciudad Juárez, pero éstos no se dan a conocer (Inmujer).

Alejandro, el tema de la violencia desde ningún ángulo es divertido o simpático. La violencia duele, lacera y marca. Para las mujeres y las niñas es un problema de proporciones epidémicas; destroza vidas, destruye comunidades y detiene el desarrollo. En los hijos provoca problemas escolares, alteraciones de sueño, pésima interacción social, depresión y ansiedad.

Por lo anterior y a nombre de millones de mujeres en el país, te pido que retires tu canción del mercado. Aprovecha tu popularidad para promover canciones que ayuden a valorar y a respetar a la mujer. Además de ganar prestigio, le harías un gran bien al país. ¿O todo es cuestión de dinero?

Saludos,
Gaby Vargas

8 comentarios:

Anónimo dijo...

También que le mande una cartita a la Paquita la del Barrio por la canción "Rata de dos patas", debido a que incita a la violencia contra los hombres.

Vanessa Núñez Handal dijo...

Pues sí, supongo que debería. Te recuerdo, sin embargo, que el tema de la violencia contra las mujeres ocasiona muchas muertes y lesiones graves (he ahí las estadísticas mexicanas). Me encantaría saber cuántos hombres mueren a manos de sus esposas. Es decir: es un tema que deberíamos comenzar a tomar más en serio.

Anónimo dijo...

Lo de la violencia contra los hombres no se dice, sabes que hay una buena cantidad de hombres violentados y golpeados?, pero que no pueden decir nada, cuando van a la delegación le dicen que si es maricón para andar colocando esas denuncias y que se aguante.
Entonces callan
El ser humano es violento de por si, incluyendo mujeres.

Jose Roberto Leonardo dijo...

Hola Vanessa, de nuevo visitándote. En mi opinión, de por sí la violencia es un acto primitivo para imponer algún tipo de poder o mando. Sea cual sea el género, no es cuestión única de competir por qué género (si el masculino o femenino), tiene más estadísticas de violencia o abuso, sino más bien la denuncia, el alzar la voz ante cualquier acto de crueldad hacia el ser humano. Y sí, mi hermana precisamente, ha publicado libros sobre casos de femicidio en Guatemala, y las estadísticas son alarmantes. Volviendo a la idea, hay que rechazar cualquier acto de violencia hacia la mujer o el hombre, y me parece muy atinado que una periodista haga uso de la palabra, para hacer despertar, para remover esa conciencia de tradición dominante y de maltrato (lo dice cualquier estadística, de cualquier estudio de femicidio, no solo yo), que impera en muchas dimensiones, incluyendo la del espectáculo, como es este caso.
Te mando un abrazo Vanessa. Y espero encontrarte de nuevo en el sophos o donde sea. Siempre te leo, saludos

Vanessa Núñez Handal dijo...

Hola José Roberto. Gracias por tu comentario. Estoy de acuerdo con vos. Y es que todo acto de violencia es un acto de poder, aunque no a la inversa.
En el caso de las mujeres, por un patrón cultural, han sido siempre éstas las víctimas de la violencia de pareja o intrafamiliar.
Los hombres también han sido violentados, pero en su mayoría en espacios públicos, ya que los espacios privados han sido siempre dominados por los hombres.
Te mando también un abrazo y ojalá nos encontremos pronto. Gracias por pasar.

Berni dijo...

Buenas.
He llegado a este blog por casualidad y he de decir que me alegro mucho de ello, porque veo que el tema de la violencia de género preocupa, y mucho. Yo era una admiradora absoluta de Alejandro Fernández y cuando escuché su canción "Unas nalgadas", leí el revuelo que se montó en su país y, sobre todo, vi la reacción del Potrillo respecto al tema, me quedé muy sorprendida.
Se me cayó un mito, como se suele decir.
La violencia sobre las mujeres es un tema muy delicado, no se puede dar pie a NADA que la incite, ni restarle importancia, aunque haya mucha gente que piense que no se puede fomentar a través de la lírica y la música. Hay miles de gestos que incitan a la violencia de género, pero tristemente vivimos todos inmersos en una sociedad permisiva hacia el maltrato y la vejación hacia la mujer, y muchos no se dan cuenta. Es el peligro de la cotidianidad en este tema.
Gracias.

Vanessa Núñez Handal dijo...

Hola Berni. Gracias por tu comentario, con el que estoy totalmente de acuerdo. No se puede permitir nada que la promueva. Y tenés razón, faltaba comentar la actitud de A. Fernández cuando se le preguntó sobre el tema. Fue cínico y lo tomó a modo de broma, lo que indica (y mucho) su postura respecto al tema y su falta de conciencia de su papel como comunicador social. Gracias por pasar y un abrazo!

Angel Elías dijo...

Realmente no es de extrañarse que muchas de las canciones made in ranchera incite la violencia contra la mujer. De alguna manera la cultura de machos, se inculca dentro de ciertos tipos de canciones, y hasta en algunas ocasiones hasta se ve normal. No es de extrañar que este cantante no vea ningun tipo de agresión... que esperan? algún golpe en el pecho? hay que esperar sentados.. algunos cantantes que no demuestran talento, pues venden lo que pueden y lo que piensan... en todo caso, cada loco con su tema... y en este caso cada cantante con su guitarra...