5 may. 2008

Jimmy Swaggart y la guerra en El Salvador

Denise, que siente especial atracción por los temas religiosos, posteó en su blog el video de Phill Collins “Jesus, he knows me” y un link a wikipedia acerca de Jimmy Swaggart. Lo que leí ahí, me sorprendió.
Debajo de la página mencionada, aparece un link del periódico El País, el cual hace referencia a un visita realizada por Swaggart a El Salvador en 1987, habiendo llenado el Estadio durante tres días consecutivos, durante tres horas en cada ocasión, habiendo asistido más de 35 mil personas en total.
Yo, aunque tenía ya trece años en ese entonces, no recuerdo ese evento en particular, pero sí tengo presente la imagen de este hombre, vestido con saco y corbata, con inmesos anteojos “fotogray” —muy de moda por aquel entonces— y cabello tostado, pulcramente peinado, orando con ademanes exagerados e invocando cuanta cosa pasara por su cabeza. Creo que por ello lo dejaba un momento —siempre le he dado dos oportunidades al zapping y más si la escena que alcanzo a ver en 5 segundos logra despertar the Twilight Zone que llevo dentro— y "el concepto" (porque lo es, casi como una franquicia) jamás se borró de mi cabeza.
Pero lo que no sabía en aquel momento, era que dicho programa no era uno más de tantos. No se trataba de un inocente programa evangelizador (como tampoco lo fue Club 700), sino de toda una estrategia de adoctrinamiento ideológico, fraguado entre el gobierno salvadoreño (el del democrata cristiano José Napoelón Duarte) y el estadounidense (del republicano Ronald Reagan), mediante el cual se constreñía a las clases sociales medias y bajas (porque las altas han sido, son y serán por siempre católicas, romanas y apostólicas, porque eso es ser “gente bien”) a abstenerse de intervenir en asuntos de política.
Cabe recordar que por aquellos años (los de la guerra civil 1978-1992) la iglesia católica salvadoreña había adoptado una —en aquel entonces vista como radical— posición de optar por los pobres, y tenía escandalizados a todos. Los feligreses estaban entonces convirtiéndose al comunismo, y más que aceptar a Dios, como decía Swaggart, aceptaban su compromiso social. No fue aislado el caso de la señorita de “buena familia” que de tanto ir a catequizar al interior del país terminó por hacerse guerrillera, oreja o al menos simpatizante de los grupos de izquierda.(Léase "No me agarran viva" de Claribel Alegría y D. J. Flakoll.)
Entonces nuestros gobiernos (porque ocurrió lo mismo en toda Latinoamérica; de hecho Swaggart venía del Chile pinochetista cuando llegó a El Salvador en 1987, donde había afirmado que el General Pinochet era una bendición para ese país) decidieron hacer uso de lo que años antes había servido como un arma de conquista española: la religión. Solamente que esta vez no sería “por la cruz y por la espada”, sino por convencimiento puro y llano. Los guerrilleros o la oposición eran entonces hijos perdidos de dios. Gente ganada por el diablo para desestabilizar una sociedad donde las cosas eran como dios había querido que fueran desde siempre: los ricos siempre ricos y los pobres pues pobres, pero contentos de serlo y bendecidos por el señor y sobre todo, sin envidias (porque es pecado desear lo que otro tiene).
Cuanta razón tenía entonces aquel pobre hombre de renacimiento, tildado de malvado (maquiavélico para ser más exactos) al decir que el Estado y la religión debían ser dos cosas distintas. Sobre todo en sociedades como las nuestras, donde aún es posible canjear oro por cuentas de vidrio o la esperanza de un más allá, donde no haya necesidad de predicadores o de gobiernos, y donde no existan terroristas que de un solo bombazo nos apaguen la estrellas.

Pd: Años más tarde estallaría una lucha (al mejor estilo de la mafia) entre los televangelistas Jim Bakker (condenado a 45 años de prisión por robo de $92 millones), Marvin Gorman y Jimmy Swaggart, luego que este último destapara escándalos de homosexualidad, pago por sexo y relaciones extramatrimoniales por parte de aquellos, y Gorman contratacara contratando un investigador privado, cuyas indagaciones dieron como resultado un arrinconado y arrepentido Swaggart que, en plena televisión en vivo, frente a un auditorio repleto que lo ovacionó, confesó el pecado de haber sostenido relaciones sexuales con una prostituta. Y para mayores señas, véanse este videito, que es histórico.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

si pero la iglesia católica tampoco se ha quedado atrás
durante años apoyaron dictadores y juntas
pero interesante conocer un poco de nuestra historia religiosa
gracias por el artículo
me divirtió mucho el video

Vanessa Núñez Handal dijo...

Es cierto, las religiones siempre han sido una forma de adormecer el pensamiento. Saludos,

Inés A. dijo...

jajajaja, que cagado de la risa el video. Inés A.

Anónimo dijo...

Es el Cash Luna actual. Solo hay que ver la megaconstrucción que se está hechando en la carretera al Salvador. Dicen que el gobierno gringo lo patrocina y que la esposa anda convirtiendo a las esposas de los ministros del actual gobierno. Pero eso ya lo habíamos visto con el general. La religión es el opio del pueblo. Y mejor anonimo mi comentario, no vaya hacer.

Vanessa Núñez Handal dijo...

Es fregado el tema. De eso platicábamos el otro día con Denise Phé-Funchal, que tras la apariencia de bondad se esconden muchas cosas. Ojalá Denise termine pronto su tesis de maestría, sobre un tema interesantísimo relacionado con esto, pero no les puedo dar adelanto. Bye

H. dijo...

MIRÁ, ALGO TAN TRILLADO COMO QUE LA RELIGIÓN ES EL OPIO DE LOS PUEBLOS.... PERO UTILIZADO EN NUESTROS PAÍSES, ACTUALMENTE, POR LA POTENCIA DEL NORTE. BUENO, ACTUALMENTE Y A PARTIR DE RÍOS MONT. LA IDEA ERA TENER A LA CLASE MEDIA BAJA Y BAJA IGNORANTE DE LO QUE REALMENTE ESTABA PASANDO EN EL PAÍS. ESPECIE DE CONQUISTA PASIVA...COMO SABEMOS, LOS EVANGELISTAS SE CONCRETAN A CIERTAS REGLAS Y VAN TODOS LOS DÍAS AL TEMPLO. DIFÍCILMENTE LES QUEDA TIEMPO PARA NADA MÁS. AH, Y BIEN IMPORTANTE, SON VOTOS EN LAS ELECCIONES. A PARTIR DE RM, SIN TENER LOS ESTADÍSTICAS A MANO, SE PODRÍA DECIR QUE LA POBLACIÓN EVANGÉLICA EN GUATE SE HA PUESTO A LA PAR DE LA CATÓLICA. LES HABRÁN OFRECIDO EL CIELO??? EL VIDEO ES LASTIMERO. NADA MÁS TRISTE QUE VER LLORAR A ALGUIEN POR ALGO QUE EN TOTAL CONCIENCIA HIZO.

Vanessa Núñez Handal dijo...

Hola H.H (por el nombre impronunciable que ya todos sabemos)
pues sí, la religión es el opio del pueblo, y te mantiene en ignorancia. Sucede en los mismo EEUU.
Platicaba con Sonia el otro día, sobre las declaraciones de Pattersonpara el 11 S , este pastor de Club 700. El dijo que la culpa de todo ese desastre lo habían tenido las lesbianas, gays y feministas, por intentar cambiar el orden establecido. Entonces? Es un medio de control que les ha funcionado hasta en su propia tierra, ya ves.

Denise Phé-Funchal dijo...

Ah mano la religión y la política exterior de Reagan se cagaron en el ánimo de los centroamericanos... recién leía un documento de Baró (maestro) en el que se comparan los resultados de encuestas y estudios sobre la democracia en ES hechas por los gringos y otros estudios locales, lo interesante del artículo es en realidad ver cómo la violencia produce síntomas de todo tipo, incluso físicos ante la idea de la misma, pero más interesante aún la alienanción social que se crea, lo que -me permito añadir- es el semillero de estas iglesias. Poco a poco nos mataron el espíritu como pueblos, las ganas de cambio y nos sumieron en la cotidianidad de la violencia, en la justificación de la violencia, en la estigmatización del pobre, que sólo puede ser salvo por medio de la religión. Pocas veces se ve en el diario la noticia de "lo mataron, era evangélico", acá, allá y en tantos lados, el muerto es pobre, es delincuente, palabaras que parecen volverse sinónimos... pobre de nos...

Vanessa Núñez Handal dijo...

Martín Baró? pero eso suena un poco al fenómeno que ahora vivimos de las maras? a eso se refiere?
ahí sí me apantallás, porque a Martín Baró lo mataron en 1989, antes que acabara la guerra, y ahí aún no se hablaba de maras ni nada, todo era la guerra, la guerra

Denise Phé-Funchal dijo...

si, si, Baró habla de las guerras, es un arículo hecho en 1986 el que leía, lo triste es ptrecisamente que se puede extrapolar a lo que pasa en la actualidad...

Vanessa Núñez Handal dijo...

Ah la púchica, pero imaginate, en 1986 cuando el tema de las maras ni se imaginaba. Fijate que yo me acuerdo bien, cuando se firmó la paz fue tan tan obvio, que los medios, al no tener ya noticias que reportar, se lanzaron en la búsqueda de algo que les permitiera seguir llenando páginas. Tons ahí salieron las maras a bailar. Y tengo tan presente haberle preguntado a alguien: Y dónde estaban las maras pues durante la guerra? Y ese alguien me dijo: siempre existieron, lo que pasa es que no eran noticas porque no se los necesitaba... jue... es medio scary el asunto, no? ahí me pasás ese libro de Martín Baró. Saludos.

Anónimo dijo...

Tanto Swaggart como el catolisismo Romano se llama religion!
Lo distinto ha ello es que en realidad existe un pueblo de Dios en Latino America, como la congregacion masacrada en Chamula Chiapas
Mex. en 1994 por la organizacion Guerrillera Sendero Luminoso (EZLN en mexico) que es patrocinada por el clero catolico y creanme el verdadero pueblo de dios no es nada ignorante solo que siguen a aquel que un dia dijo yo soy el camino la verdad y la vida,¿aparte de el el quien el la historia se a atrevido a asegurar que lo que dice es la verdad? NADIE ni siquiera ustedes!!! Arrepientanse y busquen a Dios, para su informacion hay un libro llamado Biblia en donde pueden encontrar todas la palabras salidas de la boca de Jesus se van a sorprender.

Anónimo dijo...

pobres hipocritas amigos mios, porque antes de mirar la paja ajeno no se miran la biga inmensa q tienen,como si ustedes fueran seres perfectos como para andar hablando de otros...jimmy swaggart fue un gran hombre usado por Dios y Dios jamas se olvidara de ese amor por las almas.nadie es quien para mirar el pasado,jesus murio por nuestros pecados para q en ellos no muramos pero jamas eso va a significar q ren el momento q aceptamos a jesus ya somos santisimos y gente diferente,no nada d eso somos gente de carne y hueso q a conocido y aceptado a jesus como salvador de modo q el a enviado a su espiritu en aquellos q se animan a creer y caminar solo por fe...la verdad me apeno por ustedes muchachos,enredados en vanidades...dura cosa les es dar coses contra el aguijon

Anónimo dijo...

Hola, soy guatemalteco. cuando era adolecente me recuerdo de un libro de jimmy, pero apenas leia la biblia, y ahora que estoy leyendo de todo tipo de biblia, me doy cuenta que la ignorancia te encierra y les recomiendo leer no importa de que version o tipo de biblia y encontrara los errores.

Anónimo dijo...

Jimmy Swaggart ES VUN PASTOR QUE ME HIZO SENTIR OVEJA.
CARLOS VES LOSADA
ARGENTINA
SIENTO QUE LO AMO