9 may. 2008

De crítica literaria y canonizadores


Posted by PicasaEl martes 29 de abril, Lucrecia Méndez de Penedo invitó a Lorena Flores Moscoso a un conversatorio sobre su obra con los estudiantes de la Maestría en Literatura Latinoamericana.
Yo también fui invitada, pero en calidad de profesora de la licenciatura en letras y filosofía, y a la vez invité a mis alumnos.
La mezcla resultó muy buena.
Los alumnos de maestría, que habían tenido la oportunidad de leer el último libro de Lorena “Simplemente una invitada”, le preguntaron sobre su proceso creativo y sobre las temáticas que la autora trata en el libro.
Y de parte de los alumnos de la licenciatura la charla también pudo enfocarse sobre un tema candente en estos días: la necesidad de que los medios brinden espacios para la difusión de la literatura y sus autores.
Lorena nos contó un poco acerca de diversos conversatorios que se han estado llevando a cabo en Guatemala con la participación de editores, periodistas y autores con relación al tema.
También hubo oportunidad de conversar sobre diversas polémicas en torno a la crítica literaria, del papel que las universidades juegan en la misma y sobre la preparación de los críticos.
Y es que el meollo del asunto recae, entre otras cosas, en el hecho de si la crítica se realiza con cierto nivel de profesionalismo, o si simplemente se trata de periodistas que incursionan en el ámbito.
Y de todo ésto, durante la cena posterior, tuvimos oportunidad de conversar con Lorena, Hilma Schmoock y otra escritora —que estoy segura no querría que mencionara su nombre y por eso no lo hago—.
¿Hasta dónde la crítica es beneficiosa? ¿Hasta dónde la misma puede ser realizada por periodistas con escasa preparación en metodologías de análisis literario? Porque es cierto, la crítica literaria es una ciencia. No se trata de leer un libro y comentarlo como lo hacen los espectadores a la salida del cine: “sí me gustó”, “no era lo que esperaba”, y punto, sin tener mayores técnicas de acercamiento a la obra.
Por otro lado, ¿interesa realmente la crítica académica? O en otras palabras, dado que los periódicos —y demás medios de difusión masiva— son una empresa, y como tales, su fin último es el lucro, ¿les tiene a ellos cuenta destinar una página a la crítica literaria cuando la literatura tiene muy sin cuidado a muchos de sus lectores?
Entonces nos damos cuenta que quizás haya necesidad de delimitar algunos temas.
Y es que canonizadores, que es de lo que al final de todo estamos hablando, han existido siempre. Cito como un caso paradójico el de Miguel de Unamuno, que luego de leer Azul… de Rubén Darío expresó que una pluma se le había salido al autor por debajo del sombrero (en clara alusión a su ascendencia indígena). Marcelino Menéndez Pelayo —el crítico español más influyente de la época— tampoco vio en la obra de Darío nada especial (con todo y que la misma revolucionó el mundo no sólo literario, sino el de las artes en general) y cerró su historia de la poesía latinoamericana justo en el punto en que Darío y el modernismo iniciaban a dejar su huella. No fue sino porque Darío tuvo el buen tino de enviar la obra a Juan Valera, que la misma fue convalidada y otorgada del valor que hoy día le concedemos.
Vemos entonces que la disyuntiva entre críticos y autores no es nueva, y que hoy por hoy sigue tan actual como hace más de cien años, y no da visos de tener una solución.
¿Cuál debe ser la posición de un autor ante la crítica? ¿Cuál debe ser la posición de un crítico frente a una obra? Quisiera poder bosquejar las respuestas, pero no las tengo, y por ello dejo abierta la discusión, porque lo más interesante sería escuchar la multiplicidad de respuestas que estoy segura pueden tener estas preguntas.

6 comentarios:

V.Q. dijo...

Seria importante que los medios den espacios para difundir la cultura. Yo asistí a uno de esos conversatorios y francamente la actitud cerrada de algunos de los participantes no ayudaba en nada. A ver si las cosas cambian.

Vanessa Núñez Handal dijo...

Algo de eso me comentaron. Vamos a ver qué pasa.
Los espacios siempre son importantes, el tema es encontrar el que se ajuste verdaderamente a la literatura, que no siempre podría ser la mejor opción un medio masivo. Saludos y gracias por la visita.

Anónimo dijo...

Seria bueno que los medios dieran espacios y que no estuvieran apoyando siempre a los mismos. Que pusieran los ojos en los nuevos talentos y que les dieran oportunidad de mostar su obra. Buen día.

Vanessa Núñez Handal dijo...

Pues, para muestra un botón: el proyect de Sin Casaca, por ejemplo, que el CCE patrocinó. Alan Mills se tomó el trabajo de reunir a 28 escritores y sus relatos. El libro fue regalado en las Cien Puertas (al menos 400, según supe) y esto ya hace que llegue a más personas que a las que llegaría si se hiciera por otro medio. Seguramente esas 400 no comprarían el libro. Tampoco el autor puede regalar 400 ejemplares. Pero un libro colectivo, financiado por un centro de cultura, sí puede hacerlo. Esta me pareció una excelente iniciativa, por ejemplo.

Denise Phé-Funchal dijo...

Las críticas académicas llenas de citas y pies de página, si bien me parecen están "bien elabaoradas" creo que no deberían de ser consideradas más allá de un ejercicio puramente académico, una buena crítica a mi parecer, es la que te habla de la humanidad de la obra... sin emabrgo son los que hablan de lo que los otros han dicho, los que se vuelven jueces de las obras, los que "admiten" o no a un autor... una cagada en fin... pero creo que responde a que algunos de los críticos al ser escritores, hacen las críticas sobre la obra de otros pensando en la propia, es decir, analizándolas desde lo académico, las categorías, que pueden -com dependen de interpretación- ser "descubiertas" en cada obra, no las analizan desde la credibilidad, la humanidad de los personajes, las situaciones...

Vanessa Núñez Handal dijo...

Es que cabal, era de lo que hablábamos, de la mara que dice que otro dijo tal cosa
yo también espero, como vos, ver el punto de vista en lo dicho. No me interesa ver si fulanito entendió bien a menganito, o si se lo aplica bien a tal libro: queremos carrrrne!!! y esta sólo puede ser fresca.
Y cierto, también estoy de acuerdo que lo de crítico y escritor es una combinación explosiva
saludos y qué bueno verte por aquí de nuevo!!!