19 jul. 2008

Los locos mueren de viejos, ¡mi novela!!!!

Y por fin ocurrió. Leía “El sueño de Mariana”, novela que Jorge Galán también presentará en la Filgua 2008, para hacer la reseña respectiva, cuando sonó mi celular. En la pantalla podía leerse “Raúl”, y el corazón me comenzó a palpitar fuerte y rápido. El sábado anterior, mientras almorzábamos en Sophos, Raúl Figueroa Sarti, mi fantástico editor, quedó en llamarme en cuanto la imprenta le entregara los primeros ejemplares de “Los locos mueren de viejos”, así que cuando sonó mi celular, pude imaginar perfectamente a qué se debía su llamada. —Podés venir a verla en cuanto querrás, ¡traete una botella de vino!, fue lo que dijo. Y yo grité de alegría. —Llego en una hora (que sería lo que me tomaría atravesar la ciudad y llegar hasta F&G Editores), dije. Entonces, de inmediato, como uno sólo hace en los partos, pensé que había que telefonear a familiares y amigos y llamé a Gerardo y a Hilma para avisarles (y es que estas alegrías son tan fuertes que hay que compartirlas). Gerardo estaba en la oficina, en una reunión, por lo que sólo logré hablar con él media hora después. A Hilma la llamé reventando de contenta. —¿No querés venirte?, le pregunté. —Ahhh es que no me he ni… ¡ah!!!! Está bien, ahorita me alisto, contestó. Y así fue. Jamás había visto a esta mi amiga (que estuvo muy involucrada en el proceso de elaboración y publicación de la obra) arreglarse con tanta velocidad (!y eso que se tardó una hora!). Pasó por mí, olvidé el vino (el cual yo tenía reservado desde hace varios meses para esta ocasión, por lo que no acepté la idea de Hilma de pasar comprando uno), hubo que regresar, la ciudad (como todos los viernes) estaba atascada de tráfico. En el camino me llamó Gerardo, le conté, me dijo que haría reservaciones en el Terrasse, mi restaurante favorito, y luego de una 1 hora con 40 minutos logramos llegar a F&G. Ahí estaba Raúl con Yanira Gálvez, la directora de Filgua 2008.
Lo demás fue para mí un cúmulo de emociones y sensaciones intensas. Verla ya impresa, con la portada tan linda y representativa del contenido de la novela, con colores otoñales (en palabras de Hilma), y ese papel tan, tan lindo que usa Raúl para imprimir sus libros, fue como ver nacer a otro hijo. (Sólo que esta vez no fui yo la anestesiada, adolorida, medio partida. No. Esta vez yo podía vivir el nacimiento de este mi hijo con intensidad (así lo deben vivir los hombres mientras las pobres mujeres estamos ahí jodidas)).
Aquí, junto a Raúl al momento de ver por vez primera la novela. Y es rarísimo, porque uno la conoce, lo que no conoce de ella es la cara, el rostro con que el resto del mundo va a conocerla. Y me gusta. Estuardo, diseñador de F&G hizo un trabajo simplemente fantástico.
Abrimos el vino, brindamos, hablamos algunas cosas de la Filgua. También Raúl estaba contento. Hilma compró el PRIMER ejemplar. Ahí mismo, en caliente: —Esto va a darte mucha suerte, me dijo. Hilma pasó dejándome al Terrasse, y en el restaurante Gerardo conoció a "Los locos mueren de viejos". Le fascinó también.

Esta foto la tomó Yanira Gálvez, junto a mí (con una cara de felicidad que no puedo con ella), Raúl Figueroa y Hilma Schmoock... ideales para compartir una alegría como ésta.

Aún es difícil de creer. Tengo la novela aquí, junto a mí, tan chiquita, tan indefensa, tan sin saber lo que ahora nos espera, pero no importa. Nos amamos y eso es más que suficiente. Por nombre le pusimos "Los locos mueren de viejos", como he dicho, y ella parece responder a él. Me mira, y es Paula (el personaje central de la novela), es ella, son sus ojos desconcertados y tristes. Unos ojos que Edvard Munch dibujó hace mucho para mí, y que Raúl, con su excelente ojo editorial supo encontrar entre muchos otros.
Gracias entonces a Raúl Figueroa Sarti, por ser un editor tan profesional y sensible. Sin vos, me habría sido imposible tener ahora entre mis manos una novela tan, pero tan linda.
Gracias Hilma por estar siempre ahí para compartir mis alegrías y darme suerte.
Gracias Gerardo, porque el lomito en salsa de queso camembert y el vinito (entre otras cosas) hicieron que la noche fuera de verdad excepcional e inolvidable.

26 comentarios:

Inés dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Felicitaciones!!!!!!!!!!! Y donde puede comprarse??????

Vanessa Núñez Handal dijo...

Muchas gracias. En Guatemala se estará vendiendo en Sophos y Artemis Edinter. En El Salvador no lo sé aún, pero supongo que en la Librería de la UCA, La Casita y la Ceiba. Les confirmo en breve.

Carlos dijo...

¡Bravo! No me aguanto las ganas de leerla. La novela de Denise Phe Funchal y la de Rafael Menjivar Ochoa publicadas por F&G Editores están a la venta en Amazon. Revisé pero la tuya no está disponible todavía. ¿Hay planes de venderla a través de Amazon? Me gustaría saberlo, aunque como te dije, mis parientes en Guatemala me la comprarán esta semana que viene.

Vanessa Núñez Handal dijo...

Hola Carlos. En unos días podrá adquirirse también por Amazon.com. Pero si tenés oportunidad que tus parientes te la compren aquí, deciles por fa que me ubiquen en la Filgua, será un gusto escribirte un saludo en ella. Un abrazo y gracias por estar pendiente.

Anónimo dijo...

PARA TODOS LOS QUE LEEN ESTE BLOG, LEAN LA NOVELA DE VANESSA. A MÍ, PERSONALMENTE, ME PARECIÓ EXCELENTE. A VOS, VANESSA, DE NUEVO FELICITACIONES!!!!!!!!!!! FUE, EN VERDAD, UNA TARDE DE ESAS INOLVIDABLES..
H.S

Vanessa Núñez Handal dijo...

jajaja, leí este mensaje "anónimo" y de inmediato supe que eras vos, Hilma, sobre todo por el "a vos, vanessa". Gracias por las porras, la platicadas, las críticas y por los ánimos de siempre. Un abrazo,

el antropologo inocente dijo...

Felicidades!!!! espero que me le pongas una buena dedicatoria!!

Chicaborges dijo...

WOW vaya parto con buenas cotnracciones, nausesas y sin epidural! En el tiempo que te conozco vi la caña, el corazón, la preparación y la dedicación que han tenido como producto TU NOVELA. Leí una de las últimas versiones y ya estoy ansiosa de esta última. El 29 aunque tenga que correr (y eso que no corro ni por mi vida) estoy contigo. Para celebrarte como escritora. L.

Vanessa Núñez Handal dijo...

Por supuesto Antropólogo inocente, si después de haber vivido y sobrevividos juntos un eclipse solar, qué otra cosa hay para compartir??? Irá con su super buena dedicatoria.

Lorena:cuando los nervios aprietan no hay nada mejor que un cafecito o una riquísima sangría. Yo sé que vas a tener que correr, pero la buena noticia es que parece que los salones están a la par, en todo caso vamos a tener listo el tel de Alerta Médica, mejor prevenimos!!! Gracias por tu apoyo y un abrazo.

Camila Calles dijo...

Vane,¡¡¡¡¡¡felicidades!!!!! de todo corazón.
Vendrás a presentarla a Sivar...verdad? si no voy y te busco en Guate...
De verdad que me siento feliz por vos amiga, ese triunfo literario lo celebramos también en El Salvador.
Besos

Vanessa Núñez Handal dijo...

uyyy niña, tu solo comentario me ha traido un puño de recuerdos. Te acordás vos cuando en la Uca, allá en aquel triste edificio, comiendo seguramente una vil pupusa fría de chicharrón (porque eso era lo que vendían en la tienda móvil donde nos fiaban y Juanito pagaba) yo te comenté que quería escribir una novela? Jue, y de eso ya hace más de 7 años, niña!!! más vieja quizás, pero no nos quedamos con las ganas, viste! ja! cuando vaya allá iremos a celebrarlo con la Nadina, vas a ver!

Nancy dijo...

Felicidades !!
un abrazo y espero poder leerla pronto

Camila Calles dijo...

Claaaaaro que me acuerdo de ese sueño de escribir una novela, ese sueño de abogada que se convirtió en escritora....maravillosa!!!...
Me muero de las ganas de leer esa creación tuya....por supuesto que tenemos que celebrar, me apunto desde ya

Vanessa Núñez Handal dijo...

Gracias Nancy. Espero poder compartirla pronto con la gente de la Casa.

Camila: vos no has visto a Juan Salguero? yo hace como 1 año cené con él y luego se me perdió. A ver si lo localizamos y hacemos junta de "cientólogos políticos"

La-Filistea dijo...

Felicitaciones! Qué emoción se siente ver a la gente realizar su sueños. Muchos éxitos.

p.s. siempre estoy pendiente del blog de Mariana.

Saludos.
:)

Vanessa Núñez Handal dijo...

Hey, super gracias y gracias también por estar pendiente de Mariana. Un abrazo,

Eva dijo...

por fin gracias por la invitacion alli vamos a estar solo digame que dia es y hora la de la presentacion , me encanto el libro!!!!!!!!!!! me encanta la forma de redactar

René dijo...

felicidades Vanessa, ojala y Rafa se traiga algunos ejemplares para la venta antes de que estén en las librerías, saludos.

Vanessa Núñez Handal dijo...

Gracias René. En septiembre que vaya les llevaré los ejemplares. Un abrazo y gracias por estar pendiente.

Anónimo dijo...

Vos minimo me escribis un saludo a mi en el que compre asi puedo decirle a Diego en unos años que me lo firmo mi amiga Vanessa la escritora famosa!!!!

Anadella dijo...

Vanessa, leí el libro la semana pasada, toda la familia estaba haciendo "cola" para que se los prestara. Que le puedo decir: !me lo gocé!, me encanta la narración, la historia, la forma en que uno poco a poco NO puede desprenderse del libro. Espero que hayan mas libros.
La próxima semana paso a su casa para que me escriba unas palabras en el.
FELICITACIONES !!!
Su vecina, Anadella

Ana Fortuni dijo...

Vanessa: Dejame felicitarte por el libro, el sábado fui a sophos y no pude resistir comprarlo porque había leído el primer capítulo en el diario. La novela se lee tan fluida, no dan ganas de parar, cuidaste cada oración, es una escritura "limpia", como diría nuestra querida Lucrecia Méndez. Fijate vos que no parece que fuera tu primera novela, parece como si ya hubieras publicado antes varios libros, está tan bien diseñada, me encantan los capítulos cortos, decís exactamente lo que hay que decir de la historia, allí no sobra nada, no hay "ripio" como en tantas otras novelas. No sé si se deba al trabajo del editor, a quien también debo felicitar; aunque me inclino por pensar que no tuvo mucho trabajo, ja. En el capítulo IV de la violación se siente el sufrimiento del personaje y no necesitás mayor explicación. Usás frases tan contundentes como: "las oscuras paredes de la habitación se dejaron caer sobre mí"..."mi lucha era por aire...me oprimía contra el colchón y contra mi conciencia."..."estallé en pedazos que cayeron bajo la cómoda...ya no era posible reunirlos". Decís tanto en pocas palabras... Y el humor, la forma en que describís la película es genial, se muere uno de la risa, sobre todo los que ya vieron la película, por supuesto.Bueno y no digamos los otros capítulos con los temas de la situación de la mujer a todo nivel, la falta de comunicación entre generaciones y los sentimientos de angustia y miedo permanente que llevan al escape por vías del delirio. El espejo es un símbolo recurrente en tu obra, un camino hacia el interior del ser, una transformación, una ruta para perderse en mundos paralelos, en personalidades inalcanzables, pero también una forma de reconocimiento de nuestras personalidades múltiples. He leído varias "primeras obras" y dejan mucho qué desear, pero no la tuya, de veras me quito el sombrero, ¡QUÉ BIEN ESCRIBÍS!, te felicito de nuevo y espero leer pronto otro libro de tuyo. Saludos, Ana Fortuny

Anónimo dijo...

Hola Vanessa,
acabo de terminar de leer los gratos comentarios hacia tu "primer hijo" creado con tu mente y con tus manos. Por las felicitaciones de tus amigos hacia tu éxito y por el orgullo con que me/nos contaste sobre tu obra te felicitamos desde ya, esperando poder tener tu obra entre nuestras manos ante nuestros ojos.

Andando caminos propios como lo estás haciendo hasta ahorita, bosquejeando, dibujando y pintando ésto y lo otro soplándoles vida a tus nuevos personajes... sosteniéndote en los pilares tuyos, abriendo los ojos un día menos pensado te darás cuenta lo que se ha gestado nuevamente dentro de ti!
Muchas ganas y energías para continuar siendo fructífera! ;-)

Anónimo dijo...

Hola Vanessa, Nos conocimos en " Ventana Literaria" en Munich. Tarde en escribirte para ver si podia coordinar mis pensamientos... no los he podido coordinar. El principio de la novela me gusto, aunque la historia en si me dolio en el alma, y pensar que es posible que sea asi en la sociedad en que vivimos???!!!

Anónimo dijo...

Estoy digiriendo aún las líneas que acabo de terminar de devorar.

Con las oraciones que componen la historia de Paula/María y su madre y su ambiente atrapas a tu lector.

No sé si algún día se podrán digerir historias como la que nos presentas, historias diarias que están ahí. Escondidas por la vergüenza, por el miedo, por creencias enmohecidas, pero que están ahí y no por ser calladas (para evitar máculas que pongan en riesgo el honor de las familias) dejan de dejar sus huellas .

Qué arma el de las palabras! Las que le pones a tu joven protagonista. El arma necesaria e indispensable para romper con ciertas ataduras enfermizas, devorantes de vidas y de risas. Qué fuerza la que tienen las palabras en los libros para hacernos recapacitar a diario, para reflexionar sobre valores adquiridos! Para cuestionarnos sobre ésto y lo otro!!! Palabras necesarias que salgan a la luz para dar ánimos y así lograr romper el miedo al miedo!

GRACIAS, Vanessa.

Adrián dijo...

¡Hola! Saludos desde Costa Rica.

Un amigo mío hoy me acaba de regalar esta novela. Aún no la he abierto -tiendo a demorar el inicio de la lectura... porque normalmente me los leo muy rápido-. Así que te prometo un comentario cuando lo termine.

Felicidades, aunque no nos conozcamos.

Y da la casualidad que soy uno de los productores de un programa de radio que grabamos en el Hospital Nacional Psiquiátrico y cuyos locutores son usuarios de la institución, lo que es la vida ¿verdad?

El programa se llama Podemos Volar, nombre elegido por los mismos locutores, e iniciamos transmisión el 14 de febrero de este año. Aquí nuestra página de facebook: http://www.facebook.com/podemosvolarcr

Nos basamos en Radio La Colifata, proyecto argentino vigente desde 1991, su pagina es lacolifata . org [no te pongo bien la dirección, porque temo que este mensaje sea marcado como spam, con tanto link]

Bueno sin, más, y qué dicha saber de tu obra el Día internacional del libro.

Adrián Solís Rojas