30 nov. 2009

Chavela Vargas en la Fil 2009

María Cortina y Chavela Vargas


Chavela Vargas, a sus 90 años, sigue siendo un ícono mexicano.
Una de las mujeres más importantes de México junto a Frida Kahlo, presentó ayer su libro "Las verdades de Chavela" en la Fil 2009.
Transportada en silla de ruedas, llevando lentes oscuros y con un evidente rostro de cansancio, escuchó a sus amigos hablar de ella, de su vida, de sus amores, de sus desmadres y de sus borracheras.
María Cortina, Ana Gloria Moya, Carlos Monsiváis, Eugenia León y Ana Teresa Ramírez fueron los encargados de comentar ciertos pasajes del libro que, según parece, es una oda a su vida, a su libertad y a su lucha por reivindicar su lesbianismo, vivido en un inicio en secreto, hoy en total publicidad y orgullo.
Chavela Vargas, Carlos Monsiváis y Ana Gloria Moya

Cortina fue la periodista que durante varios meses sostuvo pláticas con Chavela. Ésta, entre cenas y cafés, le fue contando de a poco su vida, sus recuerdos -los que Ana Gloria Moya calificó de proustianos- sin discriminar y sin dejar de volver a los pequeños detalles.
Ana Gloria hizo un breve recuento del libro. Un análisis de las ideas que en él se busca transmitir y del valor histórico y testimonial que conlleva.
Eugenia León, cantante muy famosa y querida por la gente, contó quién era Chavela: la lesbiana, la transgresora, la vieja loca, dijo. Y Chavela sonrió con esfuerzo. Luego, a solicitud de Carlos Monsiváis, cantó a capela un par de melodías. La mejor cantante de México, diría Chavela luego.
Monsiváis, por su lado, hizo un análisis de las motivaciones sentimentales de las canciones de Chavela. Leyó un ensayo de cinco páginas, pero que al parecer, había sido celebrado momentos antes con un tequilita, ya que le costó muchísimo trabajo leerlo.
Chavela intentó dar un pequeño discurso, que le salió más como un reclamo a la vida por haberla dejado en silla de ruedas y por no permitirle cantar. Antes- dijo- yo podía salir por mi casa a caminar. “¿Cómo le va vecina? ¿Cómo amaneció de la borrachera de ayer?” (y el público rió). Hoy ya no puedo. Hoy todo eso me cuesta. Ya en mi vida no hago nada.
Al final, la gente le aplaudió muchísimo, pero quedó en el ambiente una especie de melancolía por comprobar que Chavela ya está muy agotada, aunque con muchas ganas de vivir.
Un momento emocionante de la presentación fue cuando le anunciaron a la intérprete que le sería regalado el manuscrito original donde Frida Kahlo habla de ella. Un historiador mexicano subió al escenario a entregárselo en un folder verde, el cual fue hojeado por Chavela y luego por Monsiváis.
Se la llevaron igual que entró, en silla de ruedas, haciendo su mejor intento y queriendo volver a ser lo que fue.
“Soy Chavela Vargas, tengo noventa años y estoy viva. Viva de tanto vivir, de tanto amar, de tanto gritar que estoy viva, como la vida, como el color rojo, como los recuerdos rojos que saben a pan”, dice un fragmento de su libro.

7 comentarios:

Roberto dijo...

¡Qué gran lección de vitalidad!

Carlos dijo...

Exquisitas crónicas, Vanessa. ¡Bravo!

Patricia Cortez dijo...

hoy si me diste envidia, de la buena, que mujer la que viste, que maravilla

Vanessa Núñez Handal dijo...

Hola Roberto. Te juro que parece como si la vida quisiera abandonarla y ella la tiene cogida por una pata. Fregado.

Gracias Carlos! ya les sigo contando más! Ayer vi a Vargas Llosa.

Sí hombre Paty, la Chavela es un lujo de mujer. Aquí están pasando algunos videos de cuando estaba más joven. Púchica, qué sentimiento le ponía... Era como si actuara la música.

Anónimo dijo...

No sabía que la Chavela estuviera tan mal. Qué chivo que la pudiste ver. cantó? YO

MemuZ dijo...

Que padre nota... saludos desde www.chavelavargas.com.mx

Vanessa Núñez Handal dijo...

YO: no, lastimósamente no pudimos escucharla.

Memuz: qué bueno que les agrade esta pequeña impresión de una mujer que marcó tanto con su influencia.