1 dic. 2008

Coktail con Carlos Fuentes

Si a alguno de los autores que asistirían a la Fil deseaba yo poder conocer, ese era sin duda Carlos Fuentes. Ese autor total, poseedor de una pluma fantástica y un pensamiento brillante.
El homenaje por sus 80 años y la conmemoración de la publicación de su novela “La región más transparente” se llevó a cabo hoy, con la participación de Sergio Ramírez, Carlos Monsiváis, Gabriel García Márquez y él.
Fue una tarde llena de emociones, donde todos los autores mencionados (con excepción de Márquez, quien dijo por intermedio de un tercero que él para no tener que hablar escribía) rememoraron sus muchos años de amistad.
Sergio Ramírez dio un discurso-narración genial, lleno de humor que hizo reír al público varias veces.
Carlos Fuentes a su vez, contó anécdotas de un encuentro entre Monsiváis y Pablo Neruda, que ya les detallaré más adelante.
Por la noche, Santillana (editorial del autor) ofreció un coktail en el Hotel Hilton, al cual tuve la oportunidad de asistir junto a Raúl, mi editor, y Janira Gálvez, Gerente de la Filgua. Entramos y saludé a Monsiváis, quien muy tranquilo conversaba con otras personas tomándose un trago. Y de pronto, entre la gente, Jany vio que estaba Carlos Fuentes, tan elegante como siempre. Nos acercamos a saludarlo. Fuentes, muy amable, me firmó mi ejemplar de “La región más transparente” y además, tuve la oportunidad de comentarle que el ciclo recién pasado habíamos leído con los alumnos de filosofía y letras su novela "La muerte de Artemio Cruz" y que “El espejo enterrado” me servirá como libro base durante la clase que el otro año impartiré en la Universidad Rafael Landívar sobre ensayo latinoamericano. –Ah, muchas gracias, me dijo. Con una maestra tan entusiasta como Usted, seguramente les gustará mucho la clase. –Pues gracias a Usted, le respondí. Gracias por escribir dos libros que son simplemente fantásticos.
Luego vino la foto, un whisky, unos tacos y la felicidad total.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Fuentes es lo máximo. A mí me encanta Los años con Laura Díaz. YO

Vanessa Núñez Handal dijo...

Justo me lo compré ahorita en México. Ese libro no viene mucho por aquí. Saludos,

Clasius dijo...

La Muerte de Artemio Cruz es sin duda una novela inolvidable. La leí hace años y aún hoy guardo imágenes bien concretas de la historia. Fuentes es sin duda un maestro. Qué bueno que haya podido conocerlo en persona.