2 dic. 2008

Gabo por siempre y desde siempre

Si Carlos Fuentes es mi maestro de ciencia política, Gabriel García Márquez es sin duda mi maestro literario.
Hoy tuve la oportunidad de estar sentada justo atrás de ambos, y, una vez terminadas las ponencias en las que participaron Carlos Fuentes, Angeles Mastretta y Sergio Ramírez, entre otros, me incliné sobre él que estaba justo al frente mío.
Le susurré un par de palabras, que él supo comprender y que resumen mi vida con él y su obra. –Qué lindo lo que me decís, me dijo sonriendo. Y se me llenaron los ojos de lágrimas. Luego se interesó por un libro sobre legislción penal que yo acaba de comprar y que tenía en las manos, y me lo firmó a falta de algo más: Para Vanessa-- Gabriel García, escribió con letra temblorosa y con una de mis plumas que guardaré como reliquia.Gabo representa para mí una infancia en la que las palabras no fluían y los silencios eran mayores a todo. Entonces, a mis catorce años, apareció este gran autor en mi vida con sus 100 años de Soledad y me mostró las formas posibles de tender puentes sobre los barrancos.
Por eso hoy, él no era para mí un extraño, sino alguien que siempre estuvo ahí, enseñándome cosas e impulsándome a intentar.
Tan sólo un par de segundos después, en los que él y yo estuvimos conversando en solitario, una avalancha de gente, cámaras y reporteros se le arrojó encima. Lo contemplé entonces desde lejos, en su grandeza humana y su calidez personal, y me di cuenta que mucho de lo recorrido hasta ahora había sido gracias a él.
Y cuando las personas que supongo eran de su editorial le obligaron a retirarse, él manifestó que no quería irse. Me llevan a trabajar, decía entre sonrisas, y no quiero. Se fue entonces entre un tumulto de personas que no cesaban de pedirle autógrafos y lanzarle besos.

9 comentarios:

Carlos dijo...

¡Espléndido!

Aldebarán dijo...

Una foto memorable.

Vanessa Núñez Handal dijo...

Gracias Carlos y Aldebarán. En verdad fue un momento increíble para mí. Saludos,

Sonia dijo...

Que emocion!!!!!! Tenes que darme detalles puntuales

Anónimo dijo...

Híjoleeeee que envidia! con el mero Gabo! YO

Vanessa Núñez Handal dijo...

Hola Mini Pulga. Viste, viste!!! ya te contaré lo platicado.
Y pues gracias TU, con el mismito Gabo!!!

Anónimo dijo...

Amiga me has hecho llorar con esta breve historia...que linda experiencia has tenido. Estoy segura que te ha llenado en lo más profundo y como muy pocas cosas que nos suceden en la vida. Me alegro muchísimo por tí!

Vanessa Núñez Handal dijo...

Gracias, en serio que fue para mí algo increíble. Gabo es como un mito, verlo en persona, es casi casi como... no lo puedo decir aquí, jajaja, but imagine.

Ada dijo...

Wao! Que bendita estas, realmente es una alegría inmensa el esncontrarse con personas que nos inspiran, y además ser bien retribuida...