7 jun. 2007

The L World

El que no la haya visto, que la vea. Es un “must”, así como en su momento fue “Sex in the City” y “Desperate housewifes”. ¿Porqué? Porque es lo que está “inn” y define una nueva forma de ver las cosas. ¿Qué cosas? Pues las de los gringos, que por mucho tiempo nos han definido a nosotros (y no estoy diciendo que esté bien o mal, ese es tema para otro día). Comienzo por decir que me he llevado una gran decepción. Desde que comenzó a sonar este nuevo programa, tuve la esperanza que se tratara de una serie de mujeres (todas, toditas son mujeres aunque algunas no lo parezcan), para mujeres. Es decir, que las temáticas a tratar fueran sobre temas que nos interesan a las mujeres y desde un enfoque femenino. Así, y sólo así, uno se podía hacer del ojo pacho con todo lo demás. La sorpresa fue que se trata de mujeres comportándose como hombres (no lo digo por el lesbianismo que se lo restriegan a uno desde que se termina el último anuncio), sino por la forma en que enfocan todo. El que fueran lesbianas era irrelevante (yo creí), así como lo fue el que hayan habido tantos gays en tantos otros programas. Me llamaba la atención el que fuera un programa de puras mujeres y parecía interesante el enfoque que ellas tendrían que darle al lesbianismo. El problema, el gran problema, es que pareciera como si el sexo (así medio bestial) es el único tema en todo el programa. Es decir, nadie prende la televisión para ver a las Gilmore girls únicamente hablando (que sí lo hacían en un 88%), ni para ver sólo los carros lujosos y casas suntuosas de Beverly Hills 90210, ni para ver a la pobre de la Joey llorando por Dawson, etc. Uno soporta esas cosas, siempre y cuando sirvan como base para historias entretenidas. Me da entonces motivos para pensar que esta serie es una simple serie de lesbianas bien arregladitas y maquilladas, destinada a soliviantar la imaginación de los hombres (porque de las mujeres difícil, nosotras simplemente no funcionamos así), y que muy seguramente ha sido creada por hombres para vender —so pretexto de una buena historia—, sexo crudo. (Ej.: la escena donde las tipas van a meterse a una barra show). Yo esperaba más contenido, más entretenimiento, más lógica y claro, más sentimentalismo. ¿Pero qué propuesta tiene esta nueva serie de mujeres que actúan como hombres? Me temo que ninguna. Y también me temo que he sido una engañada por creer que a la televisión le importan las propuestas que haga.

10 comentarios:

Denise Phé-Funchal dijo...

Ví algunos en el youtube, y la verdad coincido con vos, no es un programa para mujeres, es un programa sobre lesbianas para hombres, simple y sencillamente. Sin embargo si me lleva a pensar algo, no directamente ligado a la temática, pero sí a la proliferación o apretura qeu se ha dado entorno a la homosexualidad y a la bisexualidad, y la onda es... en un mundo donde los hombres se sienten menos capaces de asumir responsabilidades, tendrán las mujeres de las próximas generacines buscar a sus iguales para hacer pareja? debido que a frente a la incapacidad masculina se impone la imagen de la "super mujer" que se encarga de todo incluso de su satisfacción sexual bajo la forma de masturbación? es el lesbianismo la opción a una... masturbación acompañada? qué papel jugarán los hombres en el futuro ya que ahora, muchos, muchos son castrados?

Vanessa dijo...

Pero es que fijate que también es un hecho que las mujeres sí necesitamos hombres... los hombres pueden darte cosas que las mujeres no (y no hablo de sexo que conste). Es cosa de enfoque, de formas de asumir la vida, de necesidades afectivas. Sin embargo, sí he oido a más de alguna hacer referencia a esta nueva tendencia de eliminar la figura masculina. Pero dependerá de ellos hasta donde permitan volverse prescindibles. En nuestras sociedades, donde los hombres se involucran muy poco en los asuntos que a nosotras nos interesan, no dudo que ya hayan muchos hombres que no pasan de ser meros fantasmas de fotografía.

Claudia dijo...

yo solo vi 1 episodio, me parecen demasiado espectaculares las lesbos del programa. Es decir, no vi ninguna butch....no me parece realista en ese aspecto.

Vanessa dijo...

Y cabal, esa es otra. Yo no digo que todas las lesbianas sean lo que en puro y castizo español se llaman "marimachas", pero es que hombre, una o dos le habrían dado mayor credibilidad a la serie. Y es que es tanto el derroche de belleza de las mujeres, que se le hace a uno difícil creer que no les salgan hombres... difícil, difícil.

Denise Phé-Funchal dijo...

Es que lo que toca a huevos es la redefinición de los roles y de los "permisos sociales" para decir lo que es ser hombres y mujeres... no creo que los hombres vayan a desaparecer como figura, y como medio reproductor, lo que si creo es que poco a poco, con o sin sexo involucrado, irán creciendo las comunidades de mujeres, comunidades afectivas especialmente.

Vanessa dijo...

Mirá, lo que yo sí veo es una tendencia a no diferenciar sexos: que ya no hayan cosas que sólo los hombres puedan (social y culturalmente hacer). Coincido con vos en que es súper importante crear comunidades afectivas (ya viste ese estudio que comentábamos el otro día, según el cual el conversar con amigas hace que el cuerpo segregue ciertas hormonas que son beneficiosas para la salud física y mental). Ahora, lo que me molesta de este programa the L world es que escontrándonos en un momento tan importante para la redefinición de roles femeninos, lo único que propongan es que las mujeres prácticamente se conviertan en hombres: pero es que con quéeeeeeeeeee digo yo???

Denise Phé-Funchal dijo...

jajaja, con uno de dos cabezas!!! perdón por lo vulgar, jajajaja. te llamo al volver.

Vanessa dijo...

eeeeeeeeeste... y sí, pero ojalá fuera sólo eso, pues. ok, que tengás buen viaje, nos vemos el miércoles. Saludos, Vanessa

Anónimo dijo...

desde luego, qué vergüenza ajena me da este diálogo de besugas.
no había leído algo tan cutre nunca.
hay tantas cosas que os comentaría que me canso de pensarlo, prefiero dormir.
la próxima vez que escribáis con esa superioridad, que sea sobre otro tema del que sepáis algo más que chorradas.
es una pena.

Vanessa dijo...

An�nimo:
Gracias por lo de la superioridad, aunque no la pretend�a. Una pena es que no pueda contestarte, dado que como te cansaste de pensarlo, te fuiste a dormir y no expusiste tu punto. L�stima. Pudo ser interesante.