19 ago. 2009

Amor del bueno


Mi amiga Ana Gloria Moya, a la que conocí en la persecución a Gabriel García Márquez durante la Fil (Guadalajara) 2008, me acaba de mandar desde Argentina estas fotos inéditas. Resulta que mientras yo alucinaba con gran maestro de la literatura, ella me las tomó.
Yo le pedí a Gabo una firma en un papel en blanco, y él —muy atinadamente (luego entendí) y muy advertido supongo— me dijo que no podía, que se lo tenían prohibido, pero que qué andaba yo leyendo, quiso saber. Y en ese momento, en las manos sólo tenía un libro de derecho penal antiguo mexicano. Así que ese fue el que me firmó. La niña de la portada (13) es una reclusa condenada a muerte por prostituta, o algo así... Es decir, una Cándida Eréndira.
En la primera foto, pese a las interrupciones del periodista inoportuno de la izquierda, él y yo (nótese) nos veíamos con ojos del más puro amor.


Posted by Picasa

5 comentarios:

Jose Roberto Leonardo dijo...

Hola Vanessa, precisamente hace unos días retomé los Cien años, deslumbrante y amena, completa y vasta. Me alegro por vos que lo pudiste conocer...

abrazo... ;)

Vanessa Núñez Handal dijo...

Hola José Roberto. Te juro que no me canso de leer 100 años de soledad. La releo cada 2 ó 3 años. Cada vez descubro nuevas cosas y además la historia se me forma de distinto modo. Un abrazo y disfrutátela!

Alberto B. dijo...

Con "El maestro"!

Nancy dijo...

Definitivamente muchos de nosotros estamos marcados por la pluma de Gabo. Así que desde lo más profundo de mi corazón TE ENVIDIO, jajajaja
Qué suertuda, mujer.

Vanessa Núñez Handal dijo...

Ese mero. Saludos!