8 jul. 2009

Joaquín Villalobos: otro personaje en el tintero

Joaquín Villalobos, un hombre joven al inicio de la guerra, es otro de esos personajes con los que uno se encuentra a lo largo de la historia salvadoreña y que lo marcan para siempre, y sobre los cuales uno se jura volver para convertirlo en un personaje de alguna novela.
Máximo dirigente del ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo) durante los 80´s, intelectual durante la paz, participe de acciones que a cualquiera pararían el pelo, vive hoy en Inglaterra y trabajaba para la Universidad de Oxford, según tengo entendido.
Él pues, ha escrito uno de los mejores artículos que he leído sobre lo que la crisis en Honduras representa para nosotros: "De nuevo las repúblicas bananeras". Pueden leer aquí la versión de El País (España).
En esta foto, que supongo fue tomada durante una de las rondas de negociación de los acuerdos de Paz a inicios de los 90´s, aparece la comandancia general del FMLN (Frente Militar para la Liberación Nacional Farabundo Martí), que fuera la guerrilla salvadoreña, ya sin sus trajes de camuflaje y fusiles, siendo estos: Eduardo Sancho, Joaquín Villalobos, Francisco Jovel, Salvador Sánchez Cerén (actual vicepresidente de El Salvador) y Schafik Handal (tío de mi marido, ya fallecido y uno de los líderes de izquierda más importantes de El Salvador).
Prometo (me prometo) hacer próximamente un buen post sobre Villalobos, sin duda, un personaje interesante y poco comprendido en El Salvador.

14 comentarios:

Patricia Cortez dijo...

por favor Vanessa, leí "la terquedad del Izote" y las Crónicas de radio venceremos y me enamoré de joaquin villalobos, en buena onda.
aunque ambas son la visión romántica de la guerra, fueron libros que no pude dejar hasta que los terminé, luego vino el contraste con lo que se vivía aquí.
abrazo

Vanessa Núñez Handal dijo...

Hola Patty. Es un personaje interesantísimo. Yo no he leído el 1er libro aún, pero está entre mis pendientes. Y justo, Las 1001 historias de la Radio Venceremos fue el libro que me descubrió el lado humano de Villalobos, y como te digo, algún día, no lejano, he de ahondar más en el tema.

Anónimo dijo...

Hijole, si buen libro el de la radio venceremos. Yo lo leí hace años pero es hora de volverle a dar una revisada. Me quedo esperando tu post sobre Villalobos. Controversial a morir! YO

Vanessa Núñez Handal dijo...

Sí es entretenido. Me acaban de regalar el de Walter Raudales, Amor de Jade, que dicen que está interesante también. Y además una mi amiga me va a prestar mañana Aroma de café amargo, será que se llama así? Lo has leído?

Anónimo dijo...

no, no me lo puedo, ay me contás qué tal está. y el del Café algo lo escribió una gringa verdad? YO

Carlos dijo...

Cuando pienso en Joaquín Villalobos se me desencadena toda una serie de contradicciones y pienso en los personajes de la revolución francesa. Sin duda, un estratega político-militar brillante durante los años de la guerra. Un político míope después de los tratados de paz y, durante y después de Oxford, un conflictivo, pero interesantísimo analista internacional. Me imagino que cuando se le pone en el contexto salvadoreño actual, lo debe de acechar una gran soledad: inspira desconfianza y termores en derechas e izquierdas. Y es porque ha sido un tomador de riesgos históricos de alto calibre. Imaginate que yo lo vi por primera vez cuando el tenía unos 17 años en una casa frente al Parque Bolívar dónde su familia tenía una imprenta. Se impuso un gran silencio de admiración cuando entró, pero él no dijo nada. Se sentó en un sofá con la misma sonrisa que tiene en la foto y nosotros, los chicos, seguimos jugando y haciendo travesuras como que para sacarlo de su trance, pero nada. Un personaje literario, como decís, a la Siglo de Las Luces de Alejo Carpentier.

Carlos dijo...

El problema con el artículo de J. Villalobos es que le pone demasiado peso a la importancia de Hugo Chávez en Honduras y menosprecia el valor de los intereses y participación de los sectores populares del país. Yo creo que el conflicto, en el fondo, se define más por las luchas entre el propio pueblo y las élites hondureñas que entre Zelaya/Chavez y los sectores políticos y económicos que controlan el statu quo en Honduras. En ese sentido, Villalobos emplea un mecanismo parecido (sino igual) al que EEUU usó contra el FMLN durante la guerra en El Salvador. Es decir, que el conflicto salvadoreño lo causaba la expansión soviética y cubana y no la acción de las élites salvadoreñas que después de 500 años habían pauperizado a un pueblo que no tuvo otra alternativa más que se sublevarse.

Gracias por esta plática. Interesante como siempre.

¡Un cordial saludo!

Vanessa Núñez Handal dijo...

Hola Carlos, gracias por tu historia. De verdad que JV es un personaje. Su personalidad da para una novela, sus hechos para ambientarla, y las consecuencias para quedarse pensando seriamente en qué vale y qué no vale la pena.
Por eso te digo que tengo que platicar con vos, más largo y con más tiempo!!! Un día, un día!

En cuanto al artículo creo que sí tenés razón en cuanto a lo de Chávez. También sentí que era darle mucho peso a un factor externo, que sin embargo, no deja de ser importante.
Sin embargo, lo que me pareció fascinante de su artículo es la descripción tan buena que hace de Centroamérica. Es una breve lección de historia.

En el caso de Zelaya concuerdo con vos, hay un sector que sí están contentos con él, pero que desaprueban sus acciones extremas de los días previos al golpe. Y hay otros que de plano nunca lo quisieron. Imputarle eso a Chávez, de plano, es revivir al monstruo come niños de los 80´s.

Gracias por tus comentarios, YA ME HACIAS FALTA!!!

Ricardo dijo...

Espero leerlo con ansias.
:)
Saludos

ORYPABBA dijo...

JV Es uno de los personajes interesantes de nuestra historia, desde el principio cuando adopto una linea similar a la del Che, lo hizo buscando y apoyando mediante el levantamiento de campesinos, los lidero, dirigio y combatio con ellos, tambien lo era en el aspecto politico un lider.

Y cuando el tiempo y la historia ya no necesitaba combatientes se fue a estudiar y pues no vivira por la vida pensando en el marxismo-leninismo, ahora el mundo es globalizado, y pues creo que es lo bueno se modernizo sin perder el punto de vista el ayudar a progresar a los pueblos.

No es la manera que lo hacen los presidentes con orientacion a lo de Chavez, regalando dinero a la gente no progresa, sino capacitandose y estudiando, y ese es un problema que esta pasando en Guatemala, Nicaragua, y empezo en El Salvador.

JV, por eso me parece que critica a Hugo Chavez, que quiere tomar el puesto que tuvo Fidel Castro, en su epoca, pero es lo mismo, a traves de dar dinero busca el intervencionismo en los paises que dice ayudar, caemos en lo mismo de las dictaduras o imperios del pasado.

Realmente JV es y seguira siendo un personaje interesante en la historia de El Salvador, se puede ver los alcances que siempre tuvo solo si te interesas en investigar un poco los origenes y las causas del conflicto en El Salvador.

Esperare tu spot sobre JV sera interesante conversar e intercambiar ideas y opiniones sobre el.

Vanessa Núñez Handal dijo...

Gracias Ricardo y Orypabba. Veo que la figura de JV despierta en muchos las mismas inquietudes que en mí.
Creo que él encarna las ilusiones de juventud de muchos. Lo interesante, sin embargo, me parece a mí, es que él supo darle un giro a su postura. No se quedó atrapado en fantasmas, fuera de contexto y tiempo. De verdad que sus puntos de vista, ya desde la guerra, eran muy bien informados y marcaron -muchas veces- el rumbo del conflicto. Según entiendo, fue él quien se puso en contacto con el gobierno, a través de Ellacuría, para una negociación con bases reales.
En fin, que hay que meterse de cabeza en el conflicto, el cual a veces, de verdad que puede resultar muy doloroso. Pero como cualquir proceso, hay que comenzarlo por algún lado. Un abrazo y gracias por escribir.

CHIGUIRE dijo...

Quisiera que alguien de esta izquierda democrática a la que Villalobos ya pertenece me respondiera ¿qué diferencia existe entre los genocidas argentinos, chilenos, guatemaltecos, salvadoreños y uruguayos que mataron y torturaron a diestra y siniestra y un también ex militar llamado Joaquín Villalobos, que a los crímenes cometidos por los justifica llamándolos cínicamente: "errores de juventud"?

¿Qué diferencia existe entre el crimen del poeta guatemalteco Otto René Castillo, el asesinato del escritor argentino Francisco Urondo, el crimen del poeta Leonel Rugama en Nicaragua, el crimen atroz perpetrado contra el cantautor chileno Víctor Jara y el magnicidio del poeta Roque Dalton en El Salvador?

Anónimo dijo...

La diferencia es que Dalton era un guerrillero y no estaba allí por poeta. Dividió al ERP y por eso le ocurrió lo que le ocurrió. Esa división debilitó al movimiento revolucionario. Villalobos insiste en que el no era ni el jefe militar ni político del ERP en 1975 y que entró a la dirección del ERP a finales de 1974. Por las diferencias de edades entre Dalton, Rivas Mira el jefe del ERP en esos años hace mucho sentido lo que dice Villalobos e igual lo que afirma de que ahora usan a Dalton por su posición política. En las FPL hubo una matanza de casi 1000 gentes y una de sus dirigentes fue brutalmente asesinada de 90 puñaladas y no se dice nada. Por lo tanto es la posición política de Villalobos y por ello le cargan lo de Dalton

Vanessa Núñez Handal dijo...

Gracias por tu comentario. Estoy de acuerdo con vos en que, muchas de las cosas que hoy conforman mitos de posguerra, deberían ser analizados en su contexto y tomando en cuenta otros casos que han quedado olvidados. Un abrazo y gracias por pasar!