22 oct. 2008

E.R. para un hardware

Quién entiende los males informáticos. Resulta que mi computadora no murió. Tuvo algo así como un derrame cerebral. Algo grave, pero que no ocasiona la muerte.
Mis archivos están, luego de una gran odisea que me tuvo con los dedos cruzados, sanos y salvos en un montón de CD´s que mañana he de recoger junto con la máquina, la cual llevaré a los talleres de HP para que vean qué diablos le pasó, lo cual, ha decir verdad, poco me importa con tal que mis documentos estén a salvo.
En estos casos es donde uno entiende que lo que cuenta es el alma y no el cuerpo, porque qué más da que muramos, si siempre habrá (ya no un cielo) sino una eternidad para recibir aquello que no es polvo y tampoco ha de convertirse en tal.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hey, qué bueno que recuperaste tus doc. Y la máquina qué ondas, murió? YO

Vanessa Núñez Handal dijo...

Pues que aún no lo sé. Lo bueno es que la garantía no se había vencido aún.
Mirá, ya no me llegó el mail que me ibas a mandar. C U

Anónimo dijo...

Te lo mandé hoy por la mañana. Te lo reenvío. YO again.

Anónimo dijo...

Las computadoras son como las personas que usamos... ellas son desechables, lo que usamos de ellas es lo que no tiene que perderse

Vanessa Núñez Handal dijo...

No, a las personas no se las desecha. Sucede que a veces se las deja de querer. Una verdadera tristeza, sin duda.