3 ago. 2008

Lo que nos es querido, siempre queda atrás...


Una de las cosas más bonitas de los eventos como la Filgua, son las amistades que uno reencuentra y las nuevas que hace.
Gracias pues a todos con los que compartí momentos tan lindos, por haber hecho que estos días fueran fantásticos, y espero volver a verlos muy pronto, con nuevos éxitos, con nuevos chambres y sobre todo, siempre contentos. Un abrazo.




Carol Zardetto y yo, durante la inauguración de Filgua 2008. Con Carol todo comenzó con una cena, que paró en cafecito, que siguió con cervecitas y mucha plática.



Lorena Flores Moscoso, yo, Michelle Juárez, Margarita Carrera y Carolina Escobar Sarti, durante la presentación de Carlos Monsiváis. (Hilma Schmoock, que no aparece en ninguna de mis fotos no sé porqué, tomó la foto.)

Hilma Schmoock, Lorena Flores Moscoso, Luis Alejos, yo y Julio Serrano, el último día de la feria y con cara de cansados, sin dinero para comprar libros y diciendo "ojalá me de gripe para poder descansar".


Con Eunice Shade durante la cena que el Ministro de Cultura y Deportes ofreciera a los escritores en el Palacio Presidencial.

María José Castaing, Lilian Fernández Hall (quien conoció toda Guatemala gracias a mis perdidas y desubicadas automovilísticas) y yo, dando un paseo por 4o Norte, el cual les encantó. (Carol Zardetto tomó la foto.)

Lilian, en un gesto muy conmovedor, nos dejó una caja de deliciosos chocolates suecos que están siendo ya el motivo de la próxima reunión.

No hay comentarios: