20 ago. 2008

Iracundiae dea de Margarita Carrera

Margarita Carrera en la presentación de su nuevo libro de poemas Iracundiae dea

Margarita Carrera, poeta y ensayista guatemalteca, ganadora del Premio Nacional de Literatura 1996, presentó en el centro cultural Luis Cardoza y Aragón, de la Embajada de México en Guatemala, su más reciente libro: Iracundiae dea (la diosa de la ira).

Editado bajo el sello de Ediciones Torremozas, de Madrid, España, se trata de su onceavo libro de poesía, resultado de, como ella misma lo manifestara, una introspección de su vida.

En el evento participaron el embajador mexicano en Guatemala, Eduardo Ibarrola, la escritora Carmen Matute y el periodista Juan Carlos Lemus.

Margarita Carrera ha publicado además dieciséis libros de ensayo, y entre sus poemarios pueden mencionarse: Poemas pequeños (1951), Desde dentro (1964), Poemas de sangre y alba (1969), Signo XX (1986), entre otros.

Margarita Carrera en el momento de firmar los libros a los asistentes, entre los que se encontraban Hilma Schmoock, Lorena Flores e Irene Piedrasanta.

2 comentarios:

Chicaborges dijo...

Su presentación fue una celebración de su obra poética. Fue impresionante escucharla leer con tanta pasión. Ella sin duda es una escritora que incursionó con paso firme en todos los géneros literarios inclusive con su obra de teatro el Circo. Es simplemente maravaillosa. Qué alegre fue compartirlo con ella verdad

Vanessa Núñez Handal dijo...

Sí, verdaderamente impresionante. A mí me sorprende la gran cantidad de ensayos escritos. Habla de una persona que tiene la escritura por oficio y una lucidez mental impresionante. Porque su obra no es sólo abundante, sino muy sólida. Ahora por ej, incluí su libro Freud y los sueños, como libro base para mi clase de liteteratura del SXX. Cómo vas a entender el surrealismo, vanguardias, etc, sin Freud y sin La interpretación de los sueños, que fue un libro que le dio un giro absoluto a nuestra cultura? Y Margarita se tomó el tiempo de leer el libro y desglosarlo, como ella misma me dijo: para que al estudiante no le cueste. Realmente admirable.