15 ago. 2008

Entrevista con Jacinta Escudos

Les transcribo la entrevista que hice a Jacinta Escudos para la Revista Centroamérica 21, y la cual pueden ver en original aquí, junto con una reseña de Manuel Bermúdez.
Aquí podrán encontrar además una estupenda reseña de Lilian Fernández Hall acerca del mismo libro.

Entrevista
11 de Agosto de 2008



Jacinta Escudos:
"Trabajo a partir de la intuición, menos que desde la frialdad de la razón"

Jacinta Escudos, cuentista y novelista salvadoreña, presentó el día 28 de julio, luego de cinco años de ausencia y durante la V Feria Internacional del Libro de Guatemala (2008), su nuevo libro de cuentos El Diablo sabe mi nombre, el cual contiene catorce relatos breves, de tipo fantástico en su mayoría, el cual fue editado y publicado por Uruk Editores de Costa Rica.

Jacinta Escudos es sin lugar a dudas una de las escritoras más importantes a nivel centroamericano. Su prosa limpia y concisa nos plantea temas que nos descuadran y estremecen. Su nuevo libro no sólo luce un título desconcertante e intrigante, sino que también lo son los cuentos ahí incluidos.

La Revista Centroamérica 21 me encomendó entrevistar durante la Feria a esta autora, cuyos relatos se encuentran entre mis favoritos. Sin embargo, el tiempo siempre se hace corto en esta clase de eventos, por lo que entre encuentros en los pasillos y prisas por los eventos, acordamos que le enviaría las preguntas a las que ella me respondería por mail. Y así fue. Pues bien, he aquí las respuestas de Jacinta, que no quise centrar en el libro, sino más bien en aquellas cosas que yo siempre quise saber de ella.

Vanessa Núñez Handal
redaccion@centroamerica21.com

-Leí tu libro El Diablo sabe mi nombre y desde el primer cuento noté un cambio en tu forma de narrar. ¿Qué cambió en vos?
-En realidad no hay tal cambio. Son cuentos "viejos" y pertenecen a la misma etapa creativa de Cuentos Sucios y otro libro de cuentos que todavía permanece inédito. Quizás el abordaje de los temas sea diferente al que acostumbraba, pero eso se dio desde los 90 en que la mayoría de estos textos fueron escritos. Por lo demás, fue un libro que pulí y trabajé muchísimo. De los 14 cuentos hay quizás 4 o 5 que son algo más recientes, de hace como 5 años, pero no siento que haya una diferencia sustancial de estilo en el conjunto.

-Tus cuentos (los nuevos no son la excepción) tienen mucho de sensualidad. Pero es una sensualidad transgresora, como convertirse en amante del diablo. Contame cuál es tu idea al respecto...
-Pues no tengo ideas fijas ni concretas sobre ello. Trabajo a partir de la intuición menos que desde la frialdad de la razón, e incorporo en la historia los elementos que sean necesarios para contarla como yo creo debe hacerse, dejo que la historia se vaya por su propio camino. En ese sentido yo apenas obro como un intermediario para que los personajes hagan lo suyo. De nuevo, la sensualidad tampoco es lo más importante en este libro. Son minoría los cuentos que utilizan dicho elemento.

-¿Leés sobre teoría y/o crítica literaria? ¿Qué buscás ahí?
-No tengo nada qué buscar ahí.

-¿Cuáles son tus referencias y/o influencias literarias?
-El Ulises de James Joyce, Albert Camus, Marguerite Duras, Jorge Luis Borges, Felisberto Hernández, Juan Rulfo, Edgar Allan Poe, Charles Bukowski, todo el movimiento surrealista y un ecléctico y abundante grupo de muchos más, que no solamente son escritores, sino músicos, cineastas y pintores también.

-¿Creés que está pasando algo con la literatura centroamericana o la cosa sigue igual que siempre? (Ahí te encargo que me hablés también de cómo ves la literatura salvadoreña en específico).
-Creo que en la región en general hay mucha efervescencia, mucha gana de escribir, mucha exploración, gente que se toma la literatura muy en serio. El problema está en que el sector editorial no está trabajando al mismo ritmo que los escritores tanto en cantidad de publicaciones como en distribución de obra. De la literatura salvadoreña no hablaré ahorita, porque es algo de lo que hablo en mi próxima columna del 17 de agosto en La Prensa Gráfica.

-¿Por qué -aunque es obvio que son muy leídos- ya no es posible encontrar en librerías tus libros, sobre todo El Desencanto y Cuentos sucios?
-Porque se agotaron las ediciones ya hace tiempo. Estamos en el trámite para la reimpresión de ambas, así es que supongo que a partir del otro año estarán de nuevo disponibles, pero por el momento solamente en El Salvador.

-¿Tenés libros nuevos en preparación o a punto de ser publicados?
-Libros nuevos en preparación no. A punto de ser publicados, no sé, hay un par de cosas en editoriales ahorita pero hasta no tener el sí (o el no), prefiero ni mencionarlos.

No hay comentarios: