6 dic. 2008

Una gran fiesta que amerita grandes cosas

Y como la feria es sin duda “la gran fiesta de los libros”, ameritaba a su vez stands de lujo. Les muestro aquí los espacios que Santillana y Océano, dos grandes editoriales en castellano, montaron para la Fil 2008.
Y he aquí el stand que Chile colocó en el área internacional, que este año por vez primera contó con su propio y muy controvertido espacio, ya que mientras unos afirmaban que esta medida les había beneficiado ya que permitía al lector interesado en literatura extranjera enfocarse en esta área, otros afirmaban que los había dejado fuera de la jugada, ya que la mayor cantidad de personas se concentraba en el área destinada exclusivamente a las editoriales mexicanas e Italia como país invitado. Yo, a decir verdad, creo que el área internacional lució bastante vacía y relegada, no sólo por tratarse de un espacio aislado, sino por encontrarse bastante alejada y sin mayor señalización que indicara la presencia de editoriales extranjeras.

3 comentarios:

Clasius dijo...

Ojalá las ferias del libro nuestras fueran si quiera la mitad de estas. Aquí no le damos importancia a los libros o la cultura.

Vanessa Núñez Handal dijo...

Gracias Clasius. Ojalá en verdad que en El Salvador se tomara la cosa más en serio. Aquí en Guate la Filgua está cobrando cada vez más importancia, y hoy por hoy, yo diría que es el evento literario más importante de Centroamérica. Saludos y gracias por pasar.

Anónimo dijo...

la que hubo en El Salvador este año fue horrible
y sólo los mismos libracos viejos de siempre tenían y ni muy que baratos que estban YO