9 feb. 2014

Ni de Arena ni del Fmln: las elecciones sin opción.

Eran los 80 y mi generación y grupo social, creía firmemente en los ideales areneros. Había mucho miedo a la guerra y Arena se perfilaba como la única salida a lo que éstos veían como "la pesadilla guerrillera".
Treinta y pico años más tarde se dieron cuenta de que Arena desvirtuó su proyecto y se convirtió en un partido sin principios, donde cada cual sacó su tajada, redujo la clase media y se olvidó de sus bases.
El problema, más grave es, sin embargo, que el Fmln tampoco ha convencido a este grupo social-generacional. Este grupo no deja de votar por el Fmln por capricho, sino por miedo. Y el Fmln, con sus demostraciones de nuevo poder, abusos e ideología trasnochada, tampoco ayuda a generar confianza.
Ni buenos ni malos, sólo salvadoreños con una carga histórica enorme en nuestras espaldas. Pero todos, les aseguro, queremos lo mismo: paz, libertad, trabajo, progreso y un país del que estar orgullosos.

3 comentarios:

ramblingsofaculturefreak dijo...

Yo no vote en la 1era vuelta, y no lo hare en la segunda. No me convence nadie, ni los partidos ni los candidatos.

Danilo Vasquez dijo...

Excelente, me gustaría haber escrito lo que usted escribió, nada mas que a la inversa, hoy en día me vale madre todo, perdón por la expresión, aunque hago siempre las cosas que me gustan hacer y hoy mas que nunca las hago con mas amor del que lo hice antes. Un abrazo fraternal.

Anónimo dijo...

Y las cosass siguen igual, nuestro pais no cambia si no cambiamos nosotros primero