7 nov. 2012

¿Por qué ellos sí pueden y nosotros no?



Termino de ver el discurso de Obama, y no puedo más que pensar en lo jodidos que estamos los de aquí, los del otro lado del río.
Y no es que yo crea todo lo que Obama dijo en su discurso. Ni que no sepa que todos los políticos, a la larga, terminan por incumplir sus promesas. Tampoco es que yo no sepa que los gringos, por mucho que se esfuercen, están pasando por un momento complicado y que ser gringo equivale a ser una masa de gente consumista/no pensante, etc., etc., etc.
A decir verdad, estoy consciente de que haber sido “born and raised in the USA” quizá hubiera sido una desventaja, pues la educación consiste precisamente en moldearte para que el sistema te absorba…
Sin embargo, no puedo dejar de sentir envidia por un pueblo que aún cree en sus políticos y se siente inspirado por ellos. Si yo, que no tengo vela en el entierro, sentí escalofríos al escuchar a Obama decir que su país era una comunidad unida por los mismos sueños, no puedo ni imaginar lo que hayan sentido estas personas a quienes él hablaba la noche de su victoria.
Y nosotros, ¿qué podemos decir nosotros de nuestros países y de nuestros políticos? Nuestros países plagados de politicuchos descarados, incompetentes, corruptos a la enésima potencia, delincuentes, faltos de honor, de ética, de visión de país, de ganas de hacer las cosas bien.
No tenemos líderes. Hay que aceptarlo. Y los que nos ofrecen, no son más que un grupo de oportunistas que, a fuerza de hacer favores y comprar voluntades, nos quieren hacer creer que tienen la solución a problemas que ellos mismos originaron o permitieron.
Ver el discurso de Obama y la alegría de la gente, incluso la actitud de Romney al aceptar su derrota, despertó en mí sentimientos de desesperanza y rabia: ¿Por qué ellos sí pueden y nosotros no?

No hay comentarios: