17 ago. 2010

Vulnerabilidad urbana

Una ciudad convulsa. Los motores de los buses hacen vibrar el asfalto y los edificios. El humo no permite ver el otro lado de la calle. Cientos de personas caminan con prisa por el lugar. El peligro de un asalto, un puyón o una bala perdida, se siente en el aire. De pronto, en medio de la nada, junto a una caseta de teléfonos aparece una pequeña vitrina de cristal, de unos cincuenta por cincuenta centímetros. Es frágil y casi no pesa. Un puntapié o una piedra, podría destruirla. La gente pasa junto a ella. La observa de reojo. Muy pocos se detienen a mirarla con atención. Otros la esquivan y hacen como que no está ahí. Pronto, el pequeño cubo ha desaparecido. Alguien se lo ha robado. Dicen que fue una pareja.

Una escena semejante ocurrió a varias cuadras de ahí. Sólo que ese cubo corrió con peor suerte. Una piedra arrojada intencionalmente, lo destrozó.

El otro, el que ubicaron en el Parque Central, fue quebrado cuando unos transeuntes lo movieron inapropiadamente.

Esta es la exposición montada por la artista guatemalteca Damaris Boche, como parte del XIII Festival del Centro Histórico, que está celebrándose esta semana en Guatemala.

Según declaración de la misma artista, ella pretende demostrar con su obra, “la fragilidad de las y los ciudadanos en su entorno, donde transitan dramática y desigualmente librados a su suerte”. La obra se llama (o se llamó, tomando en cuenta que ésta también fue víctima del vandalismo que hoy día estremece a esta ciudad), precisamente, Vulnerabilidad urbana.

6 comentarios:

Angel Elías dijo...

somos tan vulnerables como una hoja de papel frente a una pluma... talvez mas fragiles..
me gusto el montaje... y cambiaste imagen en el blog? ja un abrazo

Vanessa Núñez Handal dijo...

Hola Angel. Y peor en estos nuestros países, donde el estado no puede cumplir su función.
Sí, cambié la imagen. Ya era hora de una renovación! Saludos!

Carlos dijo...

En un mundo tan frío y hostil estamos tan acostumbrados a extraer, a coger. Qué extraordinario hubiera sido si los transeuntes hubieran puesto una flor, un verso, un horóscopo, un guijarro en la caja. Algo... La artista dio.

Vanessa Núñez Handal dijo...

Hola Carlos. Tenés razón. No lo había visto desde ese lado. ¿Por qué estamos tan acostumbrados a destruir? Dichos cubos bien pudieron haber sido valorados, en lugar de ser "victimizados". Saludos y gracias por pasar.

ejemplo dijo...

Saludos Vanessa, gracias por darle un espacio a mi obra en tu blog!!!!
att. Damaris Boche

Vanessa Núñez Handal dijo...

Hola Damaris. Gracias por visitarme. Me encantó tu propuesta! Mejor, imposible, para ilustrar la situación tan fregada que estamos viviendo hoy día en Guate. Saludos y felicitaciones.